lunes, 1 de julio de 2013

Ferrata de Fortuna


El domingo 9 de junio Jabalin Club se dispuso de nuevo a salir al monte.Ésta vez algunos de sus socios se colocaron el arnés y pusieron rumbo a Fortuna.

Una vez en el centro de la población nos desviamos por la carretera de la Garapacha y al llegar a las Casicas giramos a la izquierda.Un par de kilómetros más y a la derecha aparcamos el coche en una explanada en la orilla de la carretera.Desde allí se observa mirando al sur la pared vertical y el espolón por el que discurre la vía ferrata.como llegar

Una vez allí y poco más de media hora después de salir de Sangonera nos calzamos los arneses, echamos la cuerda a la mochila (aunque no hace falta) y tiramos en dirección a la pared por un sendero que sale justo al otro lado de la carretera ( no tiene pérdida).






  En menos de 20 minutos nos pusimos al pie del citado espolón. Tomamos un poco de aire y nos dispusimos a progresar por las flamantes grapas de la reciente y primera vía ferrata de la región.
 Una grapa tras otra y sin apreciable dificultad llegamos a una bonita arista.El viento que hacía, en torno a los 60-70 km/hora, nos hizo tener que extremar precauciones sobre todo en este tramo de la vía.












Al final de la cresta, una placa vertical de 3-4 metros provista de generosas grapas y enseguida termina el cable de acero.

Unos 50 metros caminando como ya digo sin asegurar, ya que no entraña peligro alguno, llegamos al segundo tramo de la ferrata.Aquí menos mal, al ponernos bajo el paredón de unos 70 metros, el viento dejó de soplar (en realidad es que estábamos al amparo).
 Una vez estábamos los tres reunidos intercambiamos pareceres sobre el primer tramo de la vía, ya que anteriormente  no nos escuchábamos el uno al otro (por el viento).Nos dispusimos de nuevo a dejar atrás el pie de vía y comenzamos a subir.En este tramo la pared es totalmente vertical y si te das la vuelta hay un precioso paisaje que observar.Ya casi al final encontramos un pequeño desplome pero sin problemas lo superamos





 Llegados arriba comienza otra vez a maltratarnos el aire.Ha pasado poco mas de 40 minutos  desde que comenzamos a subir  y aunque está entretenida la vía, se nos hizo corta, así que barajamos la posibilidad de bajar haciendo rápel.






video
Una vez se termina la ferrata hay que descender por una senda que sale a la izquierda y nosotros en lugar de eso fuimos ala derecha a buscar algún descuelgue tipo árbol, puente de roca o algo así. Enseguida encontramos una buena zona donde al menos desde arriba parecía que estaba bien porque había buenas terrazas con algunos árboles donde fraccionar el descenso.Efectivamente en tres rápeles bajamos hasta abajo recuperando la cuerda gracias al  nudo "trompe la mort".

Después buscamos la senda de regreso para deshacer el camino andado sin lugar a despiste porque siempre tenemos a la vista el parking y el coche.

Al final, entre una cosa y otra, una corta actividad conseguimos alargarla placenteramente para ocupar una bonita mañana de domingo.






















































No hay comentarios:

Publicar un comentario